(y a mi todo me importa cada vez menos)

sábado, 13 de marzo de 2010

DEGUSTANDO LA NUTRIA

MONTEVIDEO, URUGUAY, 18/08/01 (COMCOSUR AL DÍA) En el Salón de Convenciones del Hotel Casino Horacio Quiroga, en el departamento de Salto, se realizó la primera jornada de degustación de carne de nutria de criadero. Los animales provinieron del primer criadero uruguayo de nutrias, propiedad de Gloria Vigil y Gustavo Cousin, ubicado en el kilómetro 506 de la ex Ruta 3. Allí se crían unas llamadas "nutrias de mutación", derivadas del cruce entre las especies Myo Castor y la Nutria europea.

Las nutrias practican la poligamia cerrada, una familia está integrada por un macho y cinco o seis hembras, y si se agregara una hembra luego de que la familia ya se formó, las demás la matan. Una hembra puede dar entre 3 y 9 gazapos por cada parición. En el caso de que una hembra muera o sea retirada por otro motivo (comérsela, por ejemplo) las demás integrantes de la familia, alimentarán y cuidarán a sus crías. La nutria adulta come alrededor de 150 gramos de ración por día, o sea unos 25 kilos entre el destete y la faena. El período de gestación de la nutria ronda los cinco meses, y deben transcurrir 180 días para que los gazapos estén aptos para ser carneados. Una nutria faenada y limpia alcanza los tres kilos y medio y para ese peso, el largo de su cuero ya es el requerido por los mercados.

La nutria se come actualmente sólo en los restaurantes más selectos y su carne es muy codiciada debido a su bajo contenido en colesterol. Los criadores uruguayos proyectan aumentar la producción para poder llegar a mercados más importantes en el exterior. De la nutria sólo se desperdicia el grito: la carne se come, el cuero de la cola se usa para confeccionar artículos pequeños como mallas de relojes, los dientes para artesanías y el cuero del cuerpo para la confección de vestimentas. Debido a los usos que se le dá a su piel, es importante saber cuerear adecuadamente al animal, pues es necesario que las pieles no sean cortadas para que no disminuya su valor y no hayan desperdicios. Sólo con la venta de carne se cubren los costos de cría y faena. Todo lo demás (pieles y subproductos), es ganancia neta. En Europa se come carne de nutria desde hace varios años, mientras que en América, el país más nutriero es Argentina, donde ya hay una importante cantidad de criadores.